Make your own free website on Tripod.com

8ba15459.jpg

Higiene y Salud
Home
BULLDOG FRANCES
XOLOITZCUINTE
PROBLEMAS EN LOS OJOS DE SU PERRITO
ENFERMEDADES CONTAGIOSA O GRAVE EN LOS PERROS
LA ARTRITIS EN LOS PERROS
TIPO DE SARNAS EN LOS PERROS
EL BOSTON TERRIER
BICHON HABANERO
BICHON FRISE
INFORMACION SOBRE LA RABIA DE LOS ANIMALES
EL AKITA
CAVALIER KING CHARLES
ROTTWEILER
CHOW CHOW
BOXER
LABRADOR
DALMATA
PEQUINES
PUG
PINSCHER
POR QUE LOS PERROS LEVANTAN LAS PATAS PARA ORINAR?
ENFERMEDADES HEREDITARIAS EN PERROS
RECOMENDACIONES GENERALES DEL CORTE Y PEINADO A SU MASCOTA
HISTORIA S REALES DE UN FIEL AMIGO
INFORMACIONES GENERALES DE SUS MASCOTAS
ALBUM DE MIS MASCOTAS
DOLORES GENERALES EN EL MASCOTA
BEAGLE
BICHON MALTES
YORKSHIRE TERRIER
PASTOR ALEMAN
SCHNAUZER
cuidado del coker
Chihuahuas
Educacion Canina
Cepillado Dental
Cuidado de los ojos
Higiene y Salud
Limpieza de los oidos
Educar a su Mascota
Shit Zu
Español
Contact Us

 
 
 
 
El aseo, lo mismo que la buena alimentación, influye en la salud, tanto del perro como de los humanos que conviven con él. 

Aunque teóricamente el can se autolimpia a base de revolcones y lamidos, la realidad es que la proximidad con el hombre ha hecho que éste se ocupe de mantener a las mascotas libres de olores, con el pelo pulcro y sin enredos, así como de limpiar las orejas, ojos, patas y uñas, que es donde más se acumula la suciedad, potencial generadora de enfermedades.

La piel y el pelo resultan beneficiados con el cepillado y el examen periódico de las orejas las mantiene libres de parásitos y suciedad. La limpieza, naturalmente, no se restringe al animal, sino que se extiende a todos sus utensilios y al ambiente en el que vive, desde el comedero a la caseta o colchón.

Para mantener a su perro luciendo y sintiéndose bien, usted necesita arreglarlo regularmente. Esta es una buena oportunidad para revisar la condición de su pelaje y de su piel, y para revisar que no tenga alguna anormalidad como inflamaciones, heridas o evidencia de parásitos. Si usted nota algo fuera de lo normal, llame a su veterinario para que le aconseje qué hacer. Revisando las orejas y ojos de su perro Cuando se encuentre arreglando a su perro, usted debería asegurarse de que sus ojos y sus orejas estén limpios, claros y libres de cualquier exceso de secreciones. Si los ojos no están limpios, usted pude limpiarlos suavemente con una gasa de algodón húmeda, utilizando un pedazo de gasa de algodón diferente para cada ojo. Si sus ojos están rojos, o si tienen exceso de secreción, pídale a su veterinario que le aconseje qué hacer. Con relación a las orejas de su perro, si se encuentran sucias de tierra, usted puede limpiarlas con una pequeña almohadilla de gasa de algodón seca, pero no ahonde más allá del área que usted puede ver a simple vista y no introduzca ningún objeto sólido ya que el oído es muy delicado y puede ser dañado con facilidad. Los perros de orejas largas son más propensos a sufrir de problemas de oídos, así que usted debe mantener una vigilancia estricta con los perros que pertenecen a este tipo de razas. Un exceso de cera oscura, o alguna secreción del oído, pueden indicar que su perro tiene ácaros en el oído o una infección. Una vez más, si éste fuera el caso, consulte con su veterinario. El por qué usted necesita revisar la boca de su perro regularmente Revise la boca de su perro regularmente. Sus dientes deben estar limpios y libres de depósitos, y sus encías deben tener un color rosado, saludable. A medida que su perro envejece, se pueden formar depósitos alrededor de la base de sus dientes, cerca de las encías. Esto puede conllevar a que tenga mal aliento, dolor en la boca, enfermedades de las encías e infecciones, y, eventualmente, puede causar que se caigan los dientes. Su veterinario puede raspar los dientes de su perro para eliminar el sarro, remover algún diente que esté suelto y pulir los dientes para minimizar la recurrencia de los depósitos. Usualmente, para realizar este procedimiento, el perro debe ser anestesiado por completo. El cepillado diario evitará la acumulación de depósitos en los dientes de su perro. Puede usar un cepillo dental diseñado para niños o uno diseñado para perros, junto con pasta dental especialmente formulada para perros. No utilice crema dental para humanos ya que le puede ocasionar problemas gastrointestinales a su perro y, por otra parte, a ellos les disgusta su sabor. Si usted comienza a cepillar los dientes de su perro cuando es joven, se acostumbrará a esta rutina. Como golosina, suminístrele a su perro galletas especialmente elaboradas para perros, como la Dentabone de Pedigree, que ayudan a reducir la acumulación de placa y sarro y mantiene la salud oral de su perro y la higiene. Revisando las uñas de su perro Es también importante revisar las uñas de su perro. Por lo general, los perros que se ejercitan sobre superficies duras necesitan menos atención en este punto particular, ya que las uñas se desgastan con la fricción que ejercen contra el piso y pueden llegar a tener el largo correcto. Pero si su perro se ejercita mayormente sobre grama, sus uñas pueden crecer más largas y requerir ser cortadas. Preste particular atención a las uñas que se encuentran en el pequeño dedo atrofiado que tienen los perros en el área superior de sus patas, si es que su perro tiene este dedo, ya que como estas uñas no llegan a tener contacto con el piso, no se erosionan y pueden llegar a crecer en forma circular y perforar la pata. Esto es muy doloroso para su perro y puede llegar a impedirle que camine con normalidad. Usted puede recortarle las uñas a su perro, pero debe hacerlo correctamente y con las tijeras apropiadas. Si usted no sabe cómo hacer esto, pídale a su veterinario, o a un profesional en la materia, que lo haga. No permita que su perro coma en exceso Recuerde que es importante que usted controle el peso de su perro y que lo mantenga en condiciones óptimas. Toque su cuerpo, particularmente sobre las costillas, para revisar que se encuentra en el peso correcto. Usted debe poder sentir cada costilla debajo de su piel. Si tiene problemas al hacer esto, su veterinario puede hacerlo por usted durante su visita de rutina. Si usted no puede sentir las costillas de su perro al tocarlo, puede significar que su dieta debe ser cambiada. Su veterinario le aconsejará qué hacer en relación a este particular.