Make your own free website on Tripod.com

8ba15459.jpg

PASTOR ALEMAN
Home
BULLDOG FRANCES
XOLOITZCUINTE
PROBLEMAS EN LOS OJOS DE SU PERRITO
ENFERMEDADES CONTAGIOSA O GRAVE EN LOS PERROS
LA ARTRITIS EN LOS PERROS
TIPO DE SARNAS EN LOS PERROS
EL BOSTON TERRIER
BICHON HABANERO
BICHON FRISE
INFORMACION SOBRE LA RABIA DE LOS ANIMALES
EL AKITA
CAVALIER KING CHARLES
ROTTWEILER
CHOW CHOW
BOXER
LABRADOR
DALMATA
PEQUINES
PUG
PINSCHER
POR QUE LOS PERROS LEVANTAN LAS PATAS PARA ORINAR?
ENFERMEDADES HEREDITARIAS EN PERROS
RECOMENDACIONES GENERALES DEL CORTE Y PEINADO A SU MASCOTA
HISTORIA S REALES DE UN FIEL AMIGO
INFORMACIONES GENERALES DE SUS MASCOTAS
ALBUM DE MIS MASCOTAS
DOLORES GENERALES EN EL MASCOTA
BEAGLE
BICHON MALTES
YORKSHIRE TERRIER
PASTOR ALEMAN
SCHNAUZER
cuidado del coker
Chihuahuas
Educacion Canina
Cepillado Dental
Cuidado de los ojos
Higiene y Salud
Limpieza de los oidos
Educar a su Mascota
Shit Zu
Español
Contact Us

Origen y Evolución

En el último tercio del siglo XIX, durante unas maniobras militares que realizaba, Max Emil Friedrich von Stephanitz, descendiente de una familia aristocrática de origen prusiano, pudo contemplar el trabajo de dos perros de pastor, uno de los cuales consiguió adquirir después de convencer a su propietario para que se lo vendiera.

A partir de ese momento Von Stephanitz se dedicó a recorrer las exposiciones de su país y en una de ellas conoció a Arthur Meyer, de Stuttgart, criador y expositor de perros de pastor. Juntos descubrieron a un ejemplar llamado «Hektor Linkschein», procedente de un criador de Francfort, al que cambiaron el nombre por el de «Horand von Grafrakt», afijo con el que Von Stephanitz criaba. Este perro era típico de la cepa de Turingia, que junto con Sajonia y Wütenberg formaban las tres zonas de pastoreo principales en Alemania.

Es en 1899 cuando se celebra la primera exposición de perros de Pastor Alemán, año en el que Von Stephanitz y Meyer crean la Verein für Deutsche Schaferhünde (Club Alemán de Perros de Pastor Alemanes), más conocida como S.V. El presidente fue Max von Stephanitz y el secretario, Arthur Meyer. Una vez aprobado el estándar propuesto por ambos durante la primera reunión, se inaugura el Schaferhünde Zuchbuch (S. Z.), el Libro de Orígenes de Perros de Pastor Alemán, con la inscripción número 1 del ejemplar «Horand von Grafrakt». Este es el perro que cruzaron la mayoría de los criadores de la época con perras provenientes de todas las cepas de pastoreo del país. Se inscribieron 150 hijos suyos, pero el que más destacó fue «Hektor von Schwaben», hijo de una hembra de orígenes desconocidos llamada «Mores Plieningen». Los primeros cruces tenían una gran consanguinidad, hecho que en la actualidad está estrictamente prohibido. De una de esas fusiones nació «Heinz von Starkenburg», que al ser cruzado con la hembra «Bella von Starkenburg» produce al ejemplar «Roland von Starkenburg», un auténtico mito en la historia de la raza, padre del ganador de la Sieger de 1909, «Hettel Uchermark».

Es durante la I Guerra Mundial cuando el perro de Pastor Alemán adquiere un destacado protagonismo, al ser utilizado en el campo de batalla. Su popularidad se fue extendiendo hasta el punto de que la demanda era muy superior a la oferta, de manera que algunos criadores cruzaron de forma tan indiscriminada a sus ejemplares que a punto estuvieron de destruir las características por las que tanto habían luchado los fundadores de la raza. Por ese motivo, Von Stephanitz, en la Sieger de 1925, realizó unos juicios especialmente duros en la clase machos adultos, de la que eliminó ejemplares que mostraran inseguridad como rasgo temperamental o que su estructura no se ajustase al estándar vigente.

Después de tantos años de cría y multitud de revisiones del estándar, sería extensísimo detenerse en los pormenores o ejemplares que han hecho historia; sin embargo, las tres líneas de sangre que más han destacado en la formación del Pastor Alemán moderno son «Mutz», «Quanto» y «Canto».

Descripción del Pastor Alemán

La apariencia general del Pastor Alemán es la de un perro ligeramente largo, fuerte y musculoso. Su esqueleto es seco y su estructura, firme. Tanto la relación entre la altura y la longitud como la situación y posición de los miembros (angulaciones) deben asegurar un trote muy amplio y firme. Debe ser ágil, ligero, desplazarse, moverse, mirar y revolverse con soltura y sutileza. La cabeza debe estar proporcionada con la talla del perro, sin ser pesada ni grosera, moderadamente ancha entre las orejas; los ojos son de tamaño mediano, en forma de almendra, emplazados un poco oblicuamente, no deben ser saltones y lo más oscuros posible; las orejas son de tamaño mediano, anchas en la base, de implantación alta; deben ser llevadas derechas y dirigidas hacia delante; terminadas en punta afilada. El cuello es de aspecto fuerte, con músculos bien desarrollados y sin que la piel presente papada laxa. La longitud del cuerpo debe ser superior a la altura tomada en la cruz. La talla (altura a la cruz) está en los machos entre 60 y 65 centímetros, y en las hembras, entre 55 y 60 centímetros. La espalda es larga y emplazada oblicuamente. La cola debe ser de pelo tupido y espeso, llega al menos hasta la mitad del corvejón, no pasa de la mitad del metatarso; a veces el extremo de la cola forma un gancho lateral no deseable. Las extremidades anteriores tienen los brazos fuertes y bien musculosos. Las extremidades posteriores son potentes y musculosas en todo su conjunto, con el fin de proporcionar un empuje capaz de propulsar al perro sin esfuerzo cuando está corriendo.

Todas las variedades según las características de su manto pueden presentar las siguientes coloraciones: negro, gris hierro y gris ceniza, rojo y moreno descolorido, unicolor o con manchas regulares que pueden ser rojo moreno, amarillo y gris claro (negro con manchas grises o fuego, fuego y rojo o marrón claro con manchas claras). Pequeñas manchas blancas en el pecho y en las patas pueden admitirse, pero no son deseables. Para todos los colores la trufa debe ser negra (los perros con poca máscara o máscara ausente, con ojos amarillentos o francamente claros, así como las uñas blancuzcas, son considerados como ejemplares faltos de pigmentación).

El subpelo está a menudo ligeramente coloreado, salvo en los perros negros, que tienen una coloración ligeramente gris.

Carácter

A pesar de tener un temperamento desbordante de vitalidad, debe ser obediente. Debe dar prueba de coraje y temperamento cuando se trate de defender a su amo o a los bienes del mismo. Debe ser un compañero vigilante pero obediente y agradable, sobre todo con los niños y los demás animales, e indiferente hacia las otras personas. Debe, en definitiva, dar una imagen armoniosa, de nobleza natural, al tiempo que despliega una total confianza en sí mismo.

phpMyVisites